domingo, 1 de febrero de 2015

El Estado Islámico azota a dos músicos y destroza sus intrumentos

Informa el Daily Mail que el grupo terrorista Estado Islámico azotó en público hace unos días a dos músicos que tocaban en las calles de Bujaq, cerca de la ciudad siria de Alepo. Según el medio británico, los dos hombres fueron condenados a noventa azotes con una vara de madera por tocar el teclado electrónico, considerado un instrumento no islámico por los miembros de la hisbah, una especie de policía de la moral yihadista. Sin embargo, en las capturas de vídeo que aporta el propio medio se muestran dos teclados y un nada occidental laúd árabe completamente destrozados. No, no es el teclado, es la música en sí misma la que está prohibida.