martes, 7 de junio de 2016

Granadilla arrasa en YouTube

Veo en twitter una noticia sobre una cantante árabe que arrasa en YouTube gracias a Granadilla, o alguna mierda parecida. Después de desactivar el bloqueador de anuncios, me encuentro con este reportaje en el diario HOY de Extremadura. Os la resumo, dejando de lado la vaguedad del artículo y el hecho de que el HOY considere que para "arrasar" en Youtube hagan falta 1 millón de visitas: se trata de una cantante de pop árabe que ha rodado un videoclip en el pueblo abandonado de Granadilla.

Este es el vídeo en cuestión. Miradlo entero y luego me contáis.


Lo habéis visto, ¿no? Es sólo un momento, quizás una docena de fotogramas, pero se reconoce. Repasadlo otra vez.



...







Sí, es Adolf fucking Hitler. En el minuto 2:24. Vuelve a salir después, en forma de tipo disfrazado. Es un poco increíble, no sé muy bien qué pensar. Me parece bien tanto que se graben cosas en Extremadura como que alguien crea que eso puede sacar a esta tierra de pobre, pero quizás el diario HOY o la Extremadura Film Comission deberían avisar, al estilo "mira, vas a ver la cara de Hitler en este videoclip, pero no te asustes porque hace de malo... suponemos". Además, así explicado hubiera quedado un titular mucho más molón y verosímil: "Hitler arrasa Granadilla".

lunes, 21 de marzo de 2016

No está muerto, está de parranda.

Pues eso, que aunque ni de lejos escribo todo lo que me gustaría, Planeta de músicas no está muerto. Siempre combino periodos de sequía con otros en los que, bueno, escribo algo de vez en cuando de forma más continuada. Volveré pronto.*


*No me responsabilizo de lo que ustedes definan como "pronto".

miércoles, 5 de agosto de 2015

Musiciens africains des années 80 (L'Harmattan, 1986)

Hoy vengo a hablaros, otra vez, de un libro. Se trata de Musiciens africains des années 80 (L'Harmattan, 1986), una guía sobre los artistas africanos más importantes de la primera mitad de esa década, escrito por el senegalés E. Nago Seck y la periodista francesa Sylvie Clerfeuille.


Uno de mis temores antes de comprarlo era la posible densidad del texto, ya que mis conocimientos musicales son escasos o nulos y mi francés de bachillerato lleva casi una década cogiendo polvo. Sin embargo, he encontrado que, lejos de un profundo ensayo, se trata de una compilación de pequeños textos de pocas páginas en las que se describen las biografías y carreras profesionales de numerosos músicos del continente negro, acompañados de un buen puñado de fotos y referencias discográficas de cuarenta y seis artistas, entre los que se incluyen Youssou N'Dour, Docteur Nico, Manu Dibango, Francis Bebey o Miriam Makeba. Esto en el apartado de grandes estrellas, porque hay muchos otros de los que ni había oído hablar y de los que no hay apenas información en Internet. Es importante remarcar que no sólo se centra en el África francófona, sino que los artistas de países de habla inglesa y portuguesa también están presentes. También se incluyen descripciones de los géneros de músicas populares más representativos de África, como el jùjú, el soukous, el mbalax y el matacumbi.

Ambos autores han escrito numerosos libros y artículos sobre la música africana que, si los recursos económicos alcanzan, iré picoteando poco a poco.

lunes, 20 de julio de 2015

Dos temazos por la independencia de Papúa Occidental

Hay una lucha silenciosa y silenciada al otro lado del mundo. Al grito de Papua Merdeka (Papúa libre) los pueblos de la región de Papúa Occidental, bajo el férreo control de Indonesia, combaten sin ejército alguno para tomar lograr la independencia de la otra mitad de la isla melanesia. El conflicto en Papúa Occidental es, como en otras muchas partes del mundo, fruto de un proceso de descolonización cutre, hediondo, que antepuso los intereses (o desintereses) de una madre patria frente a los de aquellos a los que debería haber defendido, custodiado y protegido: los Países Bajos decidieron darle la independencia a las antiguas Indias Orientales Neerlandesas, de las que surgió el estado indonesio, pero conservó con buen criterio la mitad occidental de la isla de Papúa, alegando que sus habitantes eran cultural y étnicamente distintos y asegurando que les daría la independencia en cuanto se pudieran constituir como estado. Indonesia, estado opresor como pocos, dijo que naranjas de la China, encargó a su ejército la organización de un referéndum en el que 1025 personas seleccionadas votaron a punta de pistola (incluidas amenazas de cortar sus lenguas) y, por supuesto, se anexionó Papúa Occidental.

Sirva este apunte como recordatorio de la lucha del pueblo papú. Y como esto es un blog de músicas del mundo, aquí os dejo dos canciones protesta. Papua Merdeka!



lunes, 11 de mayo de 2015

El WOMAD de Cáceres: un macrobotellón por la diversidad cultural.

El pasado viernes acudí a Cáceres para presenciar dos actuaciones encuadradas en el festival WOMAD de la ciudad extremeña: Kobo Town y Mahmoud Ahmed. Kobo Town es un grupo relativamente nuevo que ha reinventado los sonidos más clásicos del calypso caribeño. Mahmoud Ahmed es una leyenda viva de la música etíope, una estrella internacional. Sin embargo, la excitación inicial desembocó en el cabreo de todos los años: el WOMAD Cáceres no es una celebración por la diversidad cultural, es un puto botellón en la Plaza Mayor donde unos negros con tambor se dedican a tocarnos los cojones y cuidado por dónde andas que me pisas los hielos. 



No pretendo ir de puritano. He practicado de vez en cuando el botellón en mi ciudad. A mí también me gusta una cerveza, un cubata o un tinto de verano para redondear una gran actuación musical. Pero lo que vi el otro día no tiene justificación que valga. Miles y miles de jóvenes, muchos de los cuales carecen por completo de interés por el festival en sí, se apretujan en las zonas media y alta de la plaza, mientras que unos pocos cientos de fieles womeros se establecen en las proximidades del escenario.

El ayuntamiento no parece demasiado preocupado: una de las cosas que más me sorprendieron son los dispositivos de control que se montaron para evitar no sé muy bien qué problemas. Al parecer, no se pueden entrar botellas de cristal (algo que parece más que razonable) ni tampoco se pueden pasar botellas de plástico que conserven el tapón. Esto supongo que será para evitar que algún imbécil borracho las convierta en obuses contra el tipo con plumas que canta en el escenario. Son medidas cosméticas. Ahora imaginen a ese imbécil que, frustrado al descubrir que si lanza la botella sin tapón acaba por vaciarse antes de hacer blanco, se decide a coger uno de los sí permitidos cubitos de hielo con los que enfría sus cubatas de Almirante o, directamente, a meterse la mano por la bragueta y "desenfundar" el viejo Colt de su abuelo el policía que llevaba bien escondido en el paquete. El problema está en tolerar o, incluso, facilitar estados de embriaguez extremos, no en restringir sólo uno de los millones objetos que un loco puede lanzar a las cabezas de la gente. La solución es aparentemente bien sencilla: prohibir el botellón y poner barras municipales cuyos beneficios ayudarán a financiar los conciertos. Existen precedentes: el ayuntamiento de Badajoz ya lo hizo con el festival de los Palomos cuando se olió que aquello podría convertir la Plaza Alta en el botellonódromo de turno: en el escenario de la Alcazaba, donde se desarrollan las actuaciones principales, se prohibió llevar bebidas de casa, mientras que se habilitó un escenario secundario para que el que quisiera hacerlo no molestara al resto.

¿Te tiene que gustar obligatoriamente la música chutney para ir al WOMAD? No ¿Puedes ir al centro a disfrutar del ambiente womero sin necesidad de poseer las últimas novedades discográficas de música tuareg? Absolutamente. El problema viene cuando los ciudadanos, con el beneplácito de las autoridades, hacemos de nuestra capa un sayo y decidimos montar un botellón que desvirtúa casi cualquier evento cultural o reivindicativo que nos pongan por delante. El WOMAD es un festival cuyo objetivo es promover la diversidad musical, étnica y cultural del mundo, en un escenario incomparable como es el centro histórico de la capital cacereña. Los extremeños deberíamos estar orgullosos de que nuestra tierra sea una de las elegidas para albergar un evento que es un referente mundial en el panorama musical. Ningún político tiene que proponer proyectos para convertir a Cáceres en Capital Mundial de Algo. Ya lo es. Lo que necesitamos de verdad es no cargarnos nosotros mismos lo que ya tenemos.

martes, 28 de abril de 2015

Dos proyectos de world music buscan financiación

Dos proyectos de world music buscan financiación mediante crowdfunding. Se tratan de Steve Riley & the Mamou Playboys y Joe Driscoll & Sekou Kouyate, que interpretan música cajun y world fusion respectivamente. Riley es uno de los más reconocidos intérpretes criollos de Luisiana (EE.UU) y tiene una larga y exitosa carrera en el sello Rounder Records, mientras que los segundos lanzaron su primer disco, Faya, en el sello Cumbancha en marzo de 2013 tras conocerse en un concierto en Marsella en 2010.

No consigo ver la cifra que pretenden alcanzar Driscoll y Kouyate, pero aparentemente llevan un 30% del objetivo final. Por su parte, Voyageurs, el álbum que pretende financiar Riley, tiene la un tanto elevada meta de 30.000 dólares, lo que me hace pensar que no llegará a conseguirlo.


jueves, 23 de abril de 2015

Luzmila Carpio, cantos andinos remezclados

El pasado 23 de febrero, ZZK Records lanzó Luzmila Carpio Meets ZKK, un EP de remixes de canciones de la popular cantante boliviana de folklore andino. Carpio, originaria de Potosí, es una indígena que interpreta en quechua uno de los folclores andinos más puros que pueda uno escuchar hoy en día. Gracias a ZZK Records, varios de los músicos de música electrónica con más futuro de Hispanoamérica (alguno de los cuales conocemos por aparecer en el reciente álbum A Guide to the Birdsong of South America, de Rythm&Roots) han remezclado varios de sus temas más conocidos, creando una increíble combinación que en absoluto suena artificial o forzada, pues no se trata de una recreación de urbanitas generando el sonido del charango por ordenador, lo cual, siendo legítimo, no es lo que a mí más me gusta. El resultado habla por sí mismo y, por ejemplo, este remix de Tarpuricusum Sarata de King Coya es sencillamente espectacular.

El álbum está disponible en digital a través de las plataformas Soundcloud, amazon.es, iTunes y Bandcamp.

lunes, 23 de febrero de 2015

Criolo, número 1 en el WMCE con un álbum completamente gratuito

El rapero brasileño Criolo se ha situado en la primera posición del World Music Charts Europe (WMCE) de enero con su último trabajo Convoque seu Buda, que ha colgado íntegramente en Internet para su descarga de forma gratuita. Cabe señalar que el WMCE es una lista independiente basada en las recomendaciones de numerosos responsables de programas radiofónicos de world music europeos, que presentan mensualmente una lista con sus diez discos favoritos y en base a las cuales se elaboran los charts de cada mes,

El álbum ha tenido un éxito considerable, y la casa discográfica Stern's music ha lanzado el pasado 19 de enero una edición en vinilo. Criolo mezcla en sus canciones rap y música popular brasileña, por lo que es ampliamente considerado como un músico de raíz.